Se acerca la Semana Santa, ¿preparamos unas ricas torrijas?

La Semana Santa es una de las fechas más señaladas en el calendario de muchos españoles. De una manera u otra, todos disfrutamos de la fiesta y una forma de hacerlo es, cómo no, a través de la gastronomía. Por ello, hoy os enseñamos una receta de torrijas caseras, una de las tradiciones de estas fiestas. Se acerca la Semana Santa, ¿preparamos unas ricas torrijas?

Se acerca la Semana Santa, ¿preparamos unas ricas torrijas?

Preparar torrijas caseras de leche y canela

La receta de este manjar es muy conocida. Y es que no hay muchas interpretaciones y, a veces, sólo cambia la forma de presentar el plato. Las más famosas son las torrijas de leche y canela, aunque también las hay de vino, al horno, de chocolate o incluso con crema pastelera. Hoy os enseñaremos a preparar las primeras.

  1. Para elaborar nuestras torrijas necesitaremos una barra grande de pan del día anterior, incluso existen barras especiales para este alimento. Además, leche, piel de limón, un palo de canela, huevos, aceite de oliva (suave) o de girasol, azúcar y canela en polvo. Pocos ingredientes y accesibles para una delicia de Semana Santa.
  2. El primer paso para hacer el plato es poner un cazo al fuego con la leche, un trozo de piel de limón y el palo de canela. Cuando esté a punto de hervir, la retiramos del fuego y la tapamos para dejarla reposar durante un máximo de 10 minutos, lo que permitirá que la leche haya cogido el sabor del cítrico y la canela.
  3. Mientras está reposando la leche, batimos los huevos y los dejamos apartados mientras cortamos el pan en rebanadas. Tras ello, ponemos una buena cantidad de aceite a calentar, cogemos una rebanada, la mojamos en la leche, después por el huevo batido (mismo proceso para ambas caras) y las metemos en el aceite. Una vez la doramos por ambas caras, repetimos el proceso con el resto y ya podremos deleitarnos con nuestras torrijas caseras de leche y canela.
Publicación
02 abril 2022
Categorías
Recetas

Todo lo que necesitas en un solo espacio