Aneto para hoy, un plato típico de Jerez

Como ya venimos hablando de vez en cuando, en Jerez tenemos la gran suerte de contar, entre muchas otras cosas con una gastronomía insuperable. En Jerez no podemos perdernos el aneto, el ajocaliente, la berza jerezana, el menudo, la cola de toro o el tocino de cielo.

Hoy es un buen día para degustar uno de estos platos o bien, para incluirlo en el calendario de comidas de la semana. Te aseguramos que te vamos a enseñar (si es que aún no la conoces), una receta, fácil, súper sabrosa y que además, le encantará a los peques de la casa.

El aneto, ¿qué es?

Aneto, básicamente son dos filtes de pechuga de pollo. En medio de ellos dos se pone una loncha de jamón serrano o de bacon y otra de queso. Luego se rebozan en huevo y pan “rallao” y se frien en aceite. Se suelen servir con una salsa castellana (Champiñones, cebolla y taquitos de jamón), aunque también se pueden encontrar con salsa roquefort o incluso con mojo picón o alioli.

¿A qué se parece el aneto?

Podría decirse que es una versión «en pollo» del Cordon Bleu francés, que es también el padre del San Jacobo o del cachopo asturiano.

Tras esta breve introducción es hora de ponernos manos a la obra y comenzar a preparar nuestro particular aneto. ¡Toma nota que empezamos!

Ingredientes para 4 personas

Para el Aneto

  • 2 pechugas de pollo deshueasadas de 300 gramos de peso cada una.
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 6 lonchas de queso tipo Edam
  • Pan rallado
  • Harina
  • Dos huevos
  • Aceite para freir

Para la salsa castellana

  • 1 kilo de cebollas
  • Medio vaso (125 mililitros) de aceite de oliva
  • 2 champiñones frescos enteros
  • 1 vaso (250 mililitros) de vino amontillado de la Denominación de Origen Jerez
  • Pimienta
  • Sal
  • 1 vaso (250 mililitros) de agua.
¿Cómo se elabora?
  1. Empezamos preparando los anetos. Se encarga al carnicero que abra la pechuga de pollo en dos mitades, pero sin llegar a separarlas del todo. Debe quedar como un libro abierto. En una de las dos «hojas» ponemos el relleno, 2 lonchas de jamón y 3 de queso. Cerramos con la otra «hoja» del filete de pollo y se aprieta con la mano para que sea más facil empanarlo.
  2. Preparamos dos recipientes, uno con pan rallado y otro con los dos huevos batidos con un poco de sal. Primero echamos un poco de harina sobre cada lado del Aneto y lo metemos en el recipiente con huevo batido. Debe quedar bien embadurnado. A continuación lo sacamos y lo metemos en el recipiente con pan rallado, procurando que quede completamente cubierto.
  3. Guardamos las dos piezas de Aneto en el frigorífico hasta el momento de freirlos.
  4. Mientras tanto preparamos la salsa castellana. En una cacerola ponemos el aceite y agregamos la cebolla, sin cáscara y partida en tiras. La refreimos un poco a fuego medio y agregamos el agua. Bajamos el fuego y lo dejamos cociendo hasta que la cebolla esté muy tierna. Limpiemos los champiñones frescos para quitarles la tierra que puedan traer. Los partimos en láminas y los añadimos al guiso. Ponemos también el vino amontillado, pimienta y sal y dejamos cocer hasta que se reduzca el líquido.
  5. Como 20 minutos antes de servir los anetos en la mesa, los freimos en aceite. Se puede hacer en freidora o en sartén. Debe ponerse aceite abundante y a temperatura fuerte, como si fueramos a freir croquetas. Los dejamos que se doren. No te preocupes si quedan algo crudos por dentro porque los meteremos en la salsa a continuación.
  6. Cuando estén fritos los anetos los dejamos escurrir en papel absorvente y los añadimos a la cacerola donde tenemos la salsa castellana. Ahí, a fuego medio, los dejamos hacer unos 15 minutos.
  7. Se sirven calientes, acompañados con la salsa y con una guarnición de patatas fritas.
Publicación
05 febrero 2023
Categorías
Lifestyle Recetas

Todo lo que necesitas en un solo espacio